/*http://lafabricarquitectos.com/?proyectos=casa-el-penon */

CASA EL PEÑON

MEMORIA

Esta casa ubicada en la Urbanización El Peñón, Caracas, es una vivienda unifamiliar cuyo proyecto original, es del respetado arquitecto Venezolano Alemán Dirk Bornhost, esto se reconoce como una circunstancia a potenciar, considerando los valores espaciales y estéticos de la vivienda existente. Así, los criterios de diseño van de la mano del concepto de preexistencia, centrado en el enfoque que dio vida a la misma, para luego simplemente re adaptarse a las necesidades de la actualidad y la normativa vigente.

A nivel formal, esta vivienda se reconoce como un elemento monolítico, cuyas paredes de ladrillos, forman un volumen compacto al que el sistema estructural de concreto, y sus vanos, van descubriendo poco a poco los espacios que la componen. Su funcionamiento, parte de dos líneas claras de circulación, la de servicio, y la servida (familiar, social). La parcela donde se ubicada la vivienda, presenta una diferencia topográfica considerable, lo cual representa un factor fundamental para la definición de los recorridos peatonales, pero además la posibilidad de conservar la totalidad de las vistas sobre el paisaje y su rica vegetación.

Si identificamos los valores que posee esta vivienda, resulto claro proponer una intervención donde el concepto de integración espacial prevaleciera, así, se sustituyen los límites de las paredes que definen la planta baja, por áreas de visión total, unificando los espacios en uno de mayor dimensión y encuentro social. Como parte fundamental de la integración visual, se desarrolla un espacio a doble altura que, funge como patio de visión entre los niveles PB y P1.

A nivel programático, se inyectan nuevos usos, destinados esencialmente a las áreas sociales y recreativas de la vivienda, tales como gimnasio, cine, canchas deportivas, piscina y caney; de este modo, reforzamos el aprovechamiento de las áreas externas, ya sea por su privilegiado paisajismo y sus vistas envidiables. Operativamente, se incorporan espacios de apoyo a dormitorios y servicios, mejorando las labores cotidianas del hogar.

Finalmente, los valores formales de la vivienda, se intervienen bajo el criterio de ser continuidad a lo existente, reforzando su relación interior – exterior, sumado al manejo de los mismos códigos de materiales y sistema estructural.